Viajar es uno de los mejores placeres de la vida, uno de los países que debemos conocer es Alemania, por lo menos la capital y es que la gastronomía de este país es una de las mejores de Europa, aunque quizás lo mejor sea la cerveza que venden en los restaurantes de la ciudad capital, Berlín. Pero si lo que buscas son platillos típicos en este articulo te dejaré tres platos típicos de Alemania, los cuales tienes que probar si o si en tu próximo viaje a este país.

Schnitzel

Existe una gran variedad de platos muy ricos en la gastronomía alemana, el Schnitzel destaca por ser un platillo de doble nacionalidad, aunque su origen es de Austria, en Alemania lo han adoptado y ahora forma parte de su gastronomía. Se compone de un filete empanado de ternera, aunque un poquito exagerados en cuanto a tamaño, ya que son enormes.

Este plato es acompañado por un ración de papas, a pesar de que en Berlín esta en los menús de los principales restaurantes, es en el Onkel Otto de Stuttgart donde se ha vuelto muy popular. El plato tiene muchas variaciones, sin olvidar que lo esencial son los filetes de ternera.

Bratwurst (salchicha alemana)

Es uno de los platos más típicos de alemania, no hay restaurante que no sirva salchichas en Alemania. Las diferentes formas en las que se preparan son muy antojables, aunque lo que más destaca es que te las pueden llegar a servir hasta en un sartén o una cazuela, algo muy interesante. La variedad de tamaños, sabores y texturas es increíble, lo mejor es que puedes acompañar este plato con una cerveza.

Quiche

El último plato en nuestro listado es la tarta salada, al igual que el primero su origen se dio en Francia, aunque también es parte de la gastronomía típica de Alemania. Se compone por varios ingredientes que son espinacas, puerros, jamón, queso, salmón, cebolla, carne, claro no todos juntos, los sabores pueden variar de acuerdo a los restaurantes, más bien se combinan.