Las frutas son variables en forma, sabor, colores y aportes nutricionales, así como también en las propiedades y beneficios, es ahí donde nos centramos al momento de elegir qué frutas comer, hay algunas que nos proporcionan antioxidantes buenos para combatir el cáncer, otros aportan vitamina C que ayuda a fortalecer el sistema inmune, hay frutas dulces y ácidas, de todo podemos encontrar. Una de las más consumidas a nivel mundial es la fresa, los beneficios de esta fruta son varios, aunque hay uno en especial que es por la que es muy consumida, es un auxiliar para bajar de peso.

La fresa es una fruta que te va a ayudar a bajar de peso, no hace maravillas, pero si se convierte en una excelente opción para perder de uno a dos kilos, básicamente consiste en incluir fresas en todas tus comidas del día. Las fresas nos ofrecen la posibilidad de desintoxicar nuestro organismo, es decir, eliminar todo lo tóxico de nuestro cuerpo y ayudar a que nuestros intestinos estén saludables, por lo tanto, no tendremos problemas de estreñimiento.

Las fresas ayudan a saciar el apetito, contiene un alta fibra y retarda el vaciado gástrico, por lo que el apetito va a se regulado y tendremos menos hambre, con ello no vamos a andar comiendo a cada rato. Las fresas además de ayudar a bajar de peso, también son una fuente de nutrientes como la vitamina C, vitamina K y la vitamina B6, todas necesarias para el organismo. La dieta de las fresas que a continuación presento esta basada para dos o tres días como máximo, recuerda que tienes que hacer ejercicio constantemente, ya que la dieta y el ejercicio son necesarios.

  • Desayuno: 400 gramos. de fresas + leche vegetal o yogur avena
  • Media mañana: 350 gramos de fresas
  • Comida: Menestra de verduras o Sopa de verduras + Pechuga de pollo  o filete de merluza +300 gr. de fresas.
  • Media tarde: 350 gr. de fresas
  • Cena: 450 gr. de fresas + yogur desnatado