Los postres son de los alimentos más ricos e irresistibles, nadie puede resistirse siquiera a un trozo de chocolate, entonces cuando enfrente esta una tarta resistirse es casi inevitable, a menos que sea una cuestión realmente médica y ahí si ni como hacerle. Las tartas son de los postres que comúnmente preparan en las reposterías, ya que es fácil de hacer, manipular y de experimentar con diversos sabores.

La diferencia que existe de preparar una tarta es que podemos usar el frigorífico en lugar del horno, lo cual en tiempos de calor no es para nada agradable. La receta de la cual hablaremos a continuación es muy sencilla de preparar, se trata de una tarta de queso con melocotón, esta es muy rica y fresca, suave y cremosa, con un sabor no tan dulce, agradable para comer a cualquier hora del día, claro no te recomiendo lo hagas por la noche.

 

Ingredientes:

  • 250 gr de queso crema para untar
  • 1 vaso de nata o leche entera 250 ml
  • 2 yogures griegos naturales
  • 1 sobre de cuajada  o 5g de gelatina en polvo
  • 140 gr de azúcar
  • 50 gr de mantequilla
  • 50 gr de pasas
  • 50 gr de nueces
  • 4 melocotones
  • 175 gr de galletas maría

Procedimiento

  1. Primero es necesario picar todas las galletas, hasta que queden totalmente hechas polvo y luego se mezcla con mantequilla, todo a temperatura ambiente. Posteriormente, se agregan las pasas y las nueces, esta va a ser la base de la tarta, como vez es variada y deliciosa.
  2. Repartes esta mezcla sobre la base del molde, haces presión para que se compacte lo más que se pueda y se pone en una nevera para poder hacer que la base este firme y no se rompa al momento de manipularla.
  3. El siguiente paso es mezclar el queso con los yogures hasta que quede una mezcla homogénea, se calienta a fuego medio con suficiente leche o en su defecto nata, también añadimos azúcar. Se añade el polvo de gelatina mezclada con un poco de agua, se integra perfectamente y justo cuando comience a hervir se retira del fuego.
  4. Esta última mezcla la vertimos sobre el molde con la base que hemos hecho antes y esta reposando, ahora se dejará reposar en el frigorífico durante 3 horas por lo menos, así se consigue que cuaje.
  5. Pelas los melocotones y los cortas en pequeños trozos, se cuecen en una cacerola con una cucharadita de azúcar durante cuatro minutos, esperamos a que se enfríen.
  6.  Se desmolda la tarta y se le colocan los cuadritos encima, ahora esta lista para servirse.